Bastión de los Pescadores y Castillo de Buda

Como pudisteis ver en la guía de Budapest en tres días en Navidad, dedicamos un día completo a ver gran parte de la zona de Buda. Por lo que en este artículo os traemos de manera más detallada lo que vimos en este primer día por la ciudad del Danubio, centrándonos sobre todo en el famoso Bastión de los Pescadores y Castillo de Buda.

Budapest cuenta con una población de casi dos millones de habitantes, se convirtió en una única ciudad cuando pasó a ocupar las dos orillas del río Danubio, unificando las ciudades separadas hasta entonces, Buda y Óbuda, en la orilla oeste, con Pest, en la orilla este, en el año 1873.

Puente de las Cadenas

Nuestro día comienza temprano, con nuestro apartamento situado a tan solo unos 10-15 minutos andando de la zona centro, nos dirigimos hacia el Puente de las Cadenas, con el fin de llegar a Buda.

El Puente de las Cadenas, fue inaugurado en 1849 y se ha convertido en uno de los símbolos de Budapest. Algunos le ven parecido con el puente de Brooklyn. Hasta su construcción solo se podía cruzar de un lado a otro del río en barco y cuando el Danubio estaba congelado muy pocos se atrevían a llegar a la otra orilla.

Durante la Segunda Guerra Mundial las fuerzas alemanas destruyeron el puente en su retirada ante el asedio de las tropas soviéticas. El puente reconstruido se reinauguró en 1949.

Es un puente que nos gustó mucho, hay unas estupendas imágenes de la ciudad desde él aunque nosotros de primeras lo vimos todo rodeado de niebla. Se tarda poquito en recorrerlo y llegando a su final, nos encontramos con la entrada del funicular de Buda.

Subida en funicular al Palacio de Buda

El funicular se encuentra fácilmente, y tendrás que esquivar algún que otro guía turístico. Al subir te deja entre el Palacio Real y el Palacio Sandor, donde reside el presidente de Hungría. Salva un desnivel de 51 metros y aunque hay caminos para subir andando, es una experiencia más de Budapest.

Este funicular se inauguró en 1870 y como gran parte de la ciudad fue destruido por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Fue posteriormente recuperado en 1986.

  • Funicular de Budapest
  • Horario abierto desde las 7:30 a las 22:00 horas.
  • Precio: 1200 Ft o 1800 Ft (i/v) – 3,50€ o 5,50€.

Castillo de Buda

Al llegar a Buda nos encontramos a la derecha con el Castillo de Buda. Actualmente alberga la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.

Los museos abren de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas, nosotros no entramos a verlos porque consideramos que no nos iba a gustar. Eso sí. pasear por los jardines y sus alrededores es gratuito.

Nos encontramos un paisaje muy nevado y muy poca gente, ya que la mayoría de las personas van primero a Bastión de Pescadores, que es nuestra siguiente parada.

Bastión de los Pescadores

Tomando una de las calles a la izquierda, llegaremos hasta el Bastión de los pescadores. Su construcción terminó en 1902, tras casi veinte años de obras. Se trata de una terraza de estilo neogótico y neorrománico y cuenta con uno de los mejores miradores de la ciudad. Como muchos sabréis es muy popular en las redes sociales, intenta buscar un buen ángulo (sin gente) y tendrás una bonita perspectiva de la ciudad.

Las siete torres que lo componen conmemoran a las siete tribus fundadoras de Hungría. Su entrada es gratuita puesto que no hay un acceso controlado.

  • Consejo
  • Es recomendable ir temprano porque es uno de los puntos más populares de la ciudad y se llena de turistas.

Nosotros fuimos en dos ocasiones, por la mañana cuyas vistas estaban con niebla y ya anochecido, para intentar ver bastante más… y lo recomendamos totalmente, puesto que la imagen es muy diferente de una a otra, y las multitudes también. Quizás Bastión de los Pescadores y Castillo de Buda son lo más famoso de esta margen del río pero hay mucho más, porque en la fortaleza nos encontramos una estatua de Esteban I a caballo y la iglesia de Matías.

Iglesia de Matías

La Iglesia es un punto interesante en la zona de Buda. Fue construida entre los siglos XIII y XV y es de estilo predominantemente neogótico.

Esta Iglesia ha sido sede de diferentes bodas y coronaciones reales, entre ellas la de Carlos IV, el último rey de los Habsburgo en 1916. La entrada se compra en una taquilla enfrente de la iglesia.

  • Iglesia de Matías
  • Horario:
  • De lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 horas.
  • Sábados de 9:00 a 12:00 horas.
  • Domingos: de 13:00 a 17:00 horas.
  • Precio; Adultos: 1.800 Ft

Callejear por Buda

En esta zona hay algunas otras cosas por ver, como son el Laberinto de Buda. Un pasaje compuesto de celdas, sótanos y hasta manantiales. Dicen que es mejor visitarlo cuando ya es de noche pero a la verdad, es que nosotros optamos por ahorrarnos este dinero por diferentes opiniones que nos habían comentado.

En este misma zona y para intentar entrar en calor, decidimos entrar en la confitería Ruszwurm, donde dicen que Sissi emperatriz disfrutaba de los mejores pasteles y es que está abierta desde 1827. Nos tomamos un pastel cada uno (menos de 2€ cada uno) más dos chocolates calientes con nata por menos de 11 euros.

Tras haber recargado pilas, nos volvemos a dirigir hacia el Palacio de Buda para bajar por sus jardines, hasta llegar al Puente de la Libertad, a la derecha dejamos el Hotel Balneario Gellert y la colina del mismo nombre, ala que también se puede subir, pero como ya habíamos disfrutado de las vistas de niebla no íbamos a perder más tiempo.

Puente de la Libertad

Dejando atrás el Bastión de los Pescadores y Castillo de Buda, nos adentramos en el Puente de la Libertad, el cual fue inaugurado en 1896. Es un puente muy fotogénico, el cual planean hacerlo peatonal de aquí a unos años. Cruzándolo llegamos de nuevo hasta Pest, exactamente hasta el Mercado Central de Budapest.

Mercado Central

El Mercado Central (C/Vámház körút 1-3), abre sus puertas de lunes a sábado. Con una arquitectura Art Noveau, se ha convertido en uno de los puntos predilectos para los turistas, así que allá que fuimos nosotros. Su decoración navideña es sencilla pero vistosa.

En su planta baja se encuentra el mercado de verduras, carnes, pescados, etc y en la segunda planta la parte más turística compuesto de tiendas de souvenirs, elementos tradicionales y algún sitio donde poder comer langos o gulash. Los precios no nos parecieron nada baratos con la impresión que teníamos del nivel de vida de Hungría.

Mercadillos navideños

Con los pies ya algo cansados nos vamos a visitar, aún con la luz del día, los mercados navideños del centro de la ciudad.

Mercado de Vörösmarty tér

Este mercado es uno de los más grandes e imprescindibles de Budapest. Durante el 2019 el festival de invierno en Vörösmarty ter ha cumplido 21 años.

Este mercado navideño cuenta con muchísimos puestos de madera con decoración navideña, un escenario con actividades y conciertos navideños que pudimos disfrutar con música en directo. Las actuaciones empiezan a las 17:00 horas de lunes a viernes y durante los fines de semana suelen actuar por las mañanas y tardes, pero esto no podemos constatarlo con seguridad al no haber estado en fin de semana.

Mercado de la Basílica de San Esteban

Es considerado el mercado navideño más bonito de Budapest o al menos así lo avalan premios de este año. Este mercado de Navidad tiene una pista de patinaje donde disfrutar de una manera diferente y un enorme árbol de Navidad en el centro de la plaza. Es un bonito lugar para sacar unas fotos muy navideñas, además de tener mucho ambiente casi a todas horas del día. Es un mercado al que volvimos en varias ocasiones e incluso degustamos uno de los platos por un no módico precio >.<

Además, algo característico de este mercado es el espectáculo de luces con proyección 3D que se reproduce en la fachada de la basílica de San Esteban. Se proyecta todos los días desde las 16:30 hasta las 20:00 en intervalos de media hora.

Vista nocturna del Parlamento desde Bastión y rivera del río Danubio

Tras haber recargado pilas en el apartamento, como os dijimos nos caía muy cerca, decidimos ir a calentarnos y salir de nuevo una vez ya anochecido para ir a ver Bastión de los Pescadores de otra manera.

Esta vez subimos andando y no nos llevó más de 25 minutos llegar hasta allí desde el apartamento, para hacer unas cuantas fotos con mucha menos gente y después bajar hasta la rivera del río y continuar admirando el maravilloso Parlamento de Budapest y cruzar por el puente Margarita.

Hasta aquí llegó nuestro primer día por Budapest visitando Bastión de los Pescadores y Castillo de Buda, entre otros lugares interesantes.

Recuerda que puedes descargarte el mapa en nuestro Dropbox, guardártelo en favoritos pulsando en la estrella o puedes verlo a pantalla completa aquí.

Os recordamos que tenéis la guía completa de Viena y Budapest disponible donde ver todo lo que hicimos, alojamientos, mapa completo, su descarga completa etc o si solo os interesa Budapest recordaros la entrada resumen de Budapest.

Esperamos que la ruta os haya podido ser de interés y si tenéis cualquier duda o pregunta no dudéis en escribirnos por la web o por Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba