Cómo llegar a la isla de Capri

Esta guía te ayudará a saber cómo llegar a la isla de Capri son problema alguno en tu viaje por el sur de Italia.

Capri se encuentra localizada en el golfo de Nápoles. Esta isla es conocida como la isla de las sirenas, siendo desde los tiempos del Imperio Romano un bonito lugar para descansar del bullicio de las ciudades. Con el tiempo se fue convirtiendo en un lugar donde la jet set italiana e internacional iban a descansar en sus villas rodeados de aguas turquesas.

Capri es fácilmente una de esas excursiones que puedes hacer en un día, a pesar de ser una isla tiene bastante facilidad de acceso. A ella, lo más habitual es llegar desde Nápoles o Sorrento, ya que son las ciudades más grandes situadas justo enfrente de ella. Así que conozcamos cómo llegar a la isla de Capri.

Cómo ir de Nápoles a Capri en ferry

La frecuencia de ferries durante la temporada alta (verano) es de cada media hora, entre las 7 de la mañana y las 21h, y las compañías que operan con más frecuencia son NLG y SNAV. Nosotros usamos esta última, porque tenía más horarios disponibles, sin necesidad de madrugar super temprano como pasaba con NLG. Por contra el precio es más caro (40 +/- por persona ida y vuelta)

El ferry de SNAV sale desde el puerto Molo Beverello, tarda unos 45-50 minutos. El llegar a este puerto es fácil si estás alojado en el centro, en unos 20 minutos andando estás allí. Los asientos son acolchados y cómodos y se viaja en el interior del mismo. Al menos por lo que pudimos ver y comprobar in situ.

Las entradas se pueden comprar online en la propia web de SNAV o a través de Directferries para ver diferentes compañías en un solo lugar. Aunque lo compres en la propia web de SNAV, el aviso en el ticket es que debes de pasar al menos 15 minutos antes de embarcar para imprimirlo en la taquilla del puerto. Nosotros lo hicimos la tarde antes ya que andábamos por la zona y nos ahorrábamos las posibles colas de la mañana, como así ocurrió.

Otra opción más barata es navegar con Caremar, cuyos barcos salen desde el puerto Calata Porta di Massa, tarda más en llegar, la frecuencia es menor pero es más barato.
Así que vosotros eliges que opción es la que más os conviene para llegar a esta lujosa isla.

Cómo moverse en Capri

Una vez hayáis desembarcado en el puerto de Capri, el transporte es sencillo puesto que hay pocas opciones:

  • Tus piernas
  • Los minibus o los taxis
  • Los coches propios de los hoteles, si es tu caso.

El ticket de autobús se compra justo a la derecha tras salir un poquito del puerto. Está indicado en carteles como Bigletteria, ahí mismo encontraréis la distinción entre los tickets de autobuses (2 euros el viaje). Tras comprarlo hay dos colas diferenciadas, una que te sube a Capri y otra a Anacapri.

Los taxis, tienen un coste mayor pero son de máximo 5 personas y ¡descapotables!. No nos pareció ver muchos, así que la oferta es limitada. Vimos que entorno a los 8 euros el viaje que si vais varios tampoco es tanto. Se cogen en la misma zona del autobús, tanto desde Anacapri o como en la parte baja de Capri.

Qué ver en la isla de Capri

Una vez que ya sabemos cómo llegar a la isla de Capri, ¿qué podemos ver en ella? Las opciones van a depender de lo que más te guste, si la parte de naturaleza o moverte entre los pueblos. En la isla hay dos pueblos, Capri y Anacapri. El primero de ellos es el más grande y por ello, más agitado. De Anacapri en lo más alto de la isla disfrutarás de más tranquilidad.

Visitar Anacapri

Llegar a Anacapri se puede hacer de dos maneras desde Capri: andando o en autobús. No os aconsejamos que lo hagáis andando porque aunque Google maps te diga un tiempo (unos 40 minutos), es imposible de cumplir, ya que la cuesta es considerable y constante. Además, esta misma carretera comparte espacio con los microbuses y transporte privado de los hoteles, principalmente. La carretera es estrecha, por lo que nos parece todo un peligro para ir andando, aunque algún aventurado ya vimos.

Nosotros optamos por subir primero a Anacapri, pudimos verla en un ambiente muy tranquilo, era poco antes de las 10 de la mañana, para luego bajar a Capri. Lo hicimos así para no tener que andar corriendo con los tiempos, puesto que así ya nos encontraríamos más cerca del ferry. Al final nos sobró tiempo entre barcos jeje.

En Anacapri es posible visitar la Villa Michele y el Monte Solaro. Villa Michele, tiene un coste de entrada de 10€, nuestro objetivo era verla pero pensando que era más barato… 10€ por dar la vuelta a un jardín nos parece una pasada. Así que no os preocupéis, seguid el paseo que os lleva hasta ella y tendréis unas vistas bien bonitas igual.

En relación, al Monte Solaro, se puede hacer su subida en una salida de trekking y sino a través del telesilla, que se coge a pocos metros de la plaza de la Vittoria. No tiene mucha pérdida, y es que para algunos subir los 589 metros de altitud puede ser algo duro. Las vistas prometen ser bonitas, ya que es el punto más alto de la isla, no se llama Acchiappanuvole, Atrapa nubes por nada. Allí arriba es posible visitar el Castillo de Barbarossa con una estimación entre entre los siglos X y XII expugnado por el temerario pirata y la Ermita de Cetrella.

También podemos hacer una parada en el Museo de la Casa Rossa, en el mismo centro de Anacapri y a la Iglesia de San Michele, construida entre el XVII y XVIII. Pero, lo más bonito de ir a Anacapri es simplemente pasear por sus callecitas blancas, que recuerdan a un brillante pueblo andaluz.

No lo hicimos porque creíamos que nos llevaría más tiempo y luego, probablemente nos hubiera dado de sobra.

Visitar Capri

Como decíamos anteriormente la otra localidad a visitar en la isla lleva su mismo nombre, Capri. Es la localidad más bulliciosa ya que es donde está el puerto, por tanto, se convierte en la puerta de entrada y salida de la isla.

Para llegar desde Anacapri, si como nosotros ha sido vuestra primera opción, simplemente habría que coger el autobús en la plaza de Anacapri, justo en la acera de enfrente de donde te deja en la parada principal, es bien visible y no tiene pérdida.

Si por el contrario, nada más desembarcar preferís subir a Capri podéis hacerlo por unas escaleras que salen desde el puerto, exactamente en Via Truglio, a la izquierda, puede que entre tiendas no sea muy visible pero están ahí jeje. Su uso para subir puede ser algo pesado porque el desnivel es considerable, nosotros solo las usamos para bajar y bastante bien.

La otra opción para subir es usar el funicular con el que tan solo en unos 4 minutos conecta el puerto de Marina Grande con la emblemática plaza de Capri.

  • Pernocta en el mirador
  • No se puede pernoctar con la furgoneta en esta zona aún contando con el parking.

Cosas que ver en Capri:

Para subir al centro de Capri se puede hacer andando -y podéis tardar un poquito porque hay cierto desnivel-, en bus como ya os comentábamos antes o en funicular, cuyo acceso es bien visible desde el puerto.

Coger un tour en Marina Grande para conocer lugares como la Gruta Azul, la Gruta Verde, la Gruta Blanca y los Faraglioni, dos enormes islotes que verás en cualquier estampa de Capri. Es una excursión de lo más popular y el coste es de unos 18 euros. No lo probamos porque no nos apetecía estar apiñados con más gente en un espacio reducidísimo en esta época, sumado a ello el precio.

El arco Naturale, tras un paseo entre casas, cuestas un tanto empinadas y un poco de sendero, sin demasiada pérdida, llegamos a este arco de piedra caliza natural donde se forma un puente entre dos pilares de roca. Se encuentra en la cima de un acantilado y se extiende por 18×12 metros. Las vistas son bonitas y el camino fue poco concurrido para lo bulliciosa que es esta isla en otras zonas. Desde aquí, y volviendo los pasos llegamos hasta Punta Tragara, donde hay otras bonitas vistas de de los fariglioni, y un bonito hotel justo en sus cercanías… tiene una pinta tremenda.

Las playas de Capri. A ver… buenas y bonitas como las de Mallorca no son, pero si te da igual tumbarte en una playa de piedras pues adelante. Aunque eso sí, no se puede negar ese color de las aguas, que resulta bien atractivo, pero como sitio cómodo para estar no nos gustó, vaya. Tendremos la playa de Tiberio y Cala grande. Algo a tener en cuenta de las playas italianas es que las hay de pago 😉 como es el caso, reservando una pequeña porción para uso público y gratuito.

Villa Jovis. Es un palacio romano, con una superficie de 7000 metros cuadrados. El coste de la entrada es de 4€ para adultos y gratis para niños y jóvenes hasta 18 años de la UE, pero si váis el primer domingo de cualquier mes puedes visitarla gratis. Los horarios de visita entre Junio y Septiembre son de 10 a 7 pm, en Octubre de 10 a 5 pm y desde Noviembre a Diciembre de 10 a 4 pm, cerrando el martes.

Villa Lysis, su visita tiene un coste de 2€. Ambas villas salen desde la piazzeta de Capri, donde si no llegas siempre puedes callejear.

Giardini di Augusto. El coste es de 1€ por persona. En fechas de agosto 2021, era necesario escanear un código QR situado en la entrada para pagar el coste y poder entrar. Parecía algo nuevo porque la gente estaba muy perdida, ocasionando un tumulto nada aconsejable en época covid19, así que lo comido por lo servido.

Vía Krup. Esta vía tiene el acceso desde la misma entrada que los Giardini di Augusto, es un camino sinuoso que lleva a otra playa y panorámicas pero cuando hemos ido el acceso estaba cerrado, no sabemos por qué ya que no había ninguna indicación.

No nos olvidamos de que es posible ver las tiendas de lujo en una de sus calles principales, tiendas como Prada, Chanel… Así que si el bolsillo os lo permite, ¡adelante! 😛

Localizaciones

Compartimos con vosotros todas las localizaciones que hemos ido mencionando durante todo el artículo para hacéroslo más fácil y así poder organizar mejor vuestro viaje a Capri.

Si lo preferís, podéis verlo a pantalla completa, además podéis descargarlo desde nuestro Dropbox o guardarlo en favoritos pulsando en la estrella y así tenerlo en vuestro móvil.

¿Hacer noche en Capri?

Ahora que ya sabemos cómo llegar a la isla de Capri y parte de sus atractivos, ¿qué tal pasar una noche en la isla?. No sabemos si merecerá del todo la pena porque no lo hemos probado pero suponemos que de noche, estará mucho más tranquila a como es durante el día, que es un ir y venir constante de gente y bullicio en el puerto. Así que si queréis ver la isla con más tranquilidad será una buena opción porque además hay hoteles con unas vistas increíbles que más quisiéramos disfrutarlos nosotros.

Os dejamos algunas opciones que hemos curioseado: Hotel Mamela con una de esas piscinas infinitas en las que parece ideal sumergirse o el Hotel Syrene, muy cerca de la piazzeta de Capri. Y esta es la lista completa de hoteles en Capri con Booking.

  • Consejo
  • ¡Recuerda que tienes más sitios para inspirarte sobre Europa e Italia en el blog!

Esperamos que este artículo sobre cómo llegar a la isla de Capri y ver sus atractivos os pueda ser de interés. Si hay cualquier duda intentaremos solucionarla, ¡ya sabes dónde puedes encontrarnos! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba