Ruta a los Ojos de Lumbier

Ojos de Lumbier

Para una nueva visita a Navarra os traemos una ruta bastante accesible para todos los públicos donde podemos hacer un combo el mismo día con la visita a otros interés de la zona como la Foz de Arbayún, la de Lumbier o Sangüesa. Es la conocida como ruta a los Ojos de Lumbier.

Inicio de la ruta a los Ojos de Lumbier

Empezamos nuestra ruta dejando el coche en el parking de la Foz de Lumbier, desde donde partirá nuestra ruta. El coste de este parking es de 3 euros, es obligatorio el pago para poder dejar el coche. Esta ruta no es demasiado larga por lo que es posible combinarla con la visita a la Foz de Lumbier, uno de los atractivos de Navarra, al tener el mismo punto de partida.

Aparcado el coche, compartimos unos metros el sendero con la gente que principalmente va hacia la Foz, antes de entrar en ella y nada más pasar la zona de picnic, encontraremos un panel informativo a la izquierda, justo ahí mismo encontramos nuestro sendero para iniciar la ruta a los Ojos de Lumbier. Este trayecto también nos llevará a la ermita de la Trinidad.

La pista está muy marcada y señalizada, es una subida ligera y constante, esto nos llevará directamente hasta la base de los Acantilados de la Piedra y San Adrián. Es aquí donde nos encontraremos el primero de los Ojos, un gran agujero excavado en la piedra que nos deja unas vistas muy buenas de toda la zona. extraordinario. En este primer punto puede haber un poco de confusión porque las marcas del camino, unos puntos rojos en estos momentos, no se ven del todo bien, pero debemos de «pasar» el ojo, dejándole a la derecha y seguir en ascenso por un barranco de piedras.

Subiendo este barranco llegaremos hasta el siguiente ojo, ¡que nos deja unas vistas más maravillosas aún!

Subir a la Trinidad

En este ojo, tenemos un desvío que nos llevará hasta la ermita de la Trinidad, donde nos encontraremos una cadena que asciende hasta la parte alta. Para subir a la ermita de la Trinidad, tenemos otro acceso, más cercano a Lumbier y marcado con cruces de piedra. En este otro acceso que os comentamos es donde se celebra una romería penitencial que tiene lugar desde el siglo XIX el día de la Santísima Trinidad, el primer domingo después de Pentecostés.

En nuestro caso, decidimos no subir del todo y continuamos por el acantilado, parándonos a cada poco para disfrutar de las vistas y de esta zona calificada de Reserva Natural. El sendero va bajando poco a poco y este es el momento en el que se puede hacer un poquito pesado pero nada que no se pueda hacer sin problema. Es aquí donde llega un punto en que nuestro sendero se encuentra con el viacrucis que os comentábamos antes, pero en dirección contraria.

Aquí ya nos unimos a una pista mucho más pisada y ancha, que pasa por detrás de una fábrica, aquí el trasiego de gente que nos encontramos es un poco más intenso pero en general nos cruzamos con muy poquitas personas. Esta misma pista nos llevará a nuestro parking de inicio pasando por un campo de girasoles.

Datos técnicos

Como os decíamos no es una ruta muy intensa. Dejamos como siempre el resumen de los datos junto con el track en Wikiloc y en nuestro Dropbox con el GPX o el KML para que podáis descargarlo y seguirlo con vuestros GPS o móviles.

Distancia 8.24km
Elevación 473m
Tiempo 2h30min
Dificultad Moderado

¿Hacer noche?

Hay gente que decide hacer noche por la zona, que aunque no lo vemos necesario si haces varias rutas y visitas en la zona claro que es una buenísima opción. Podéis ver varias opciones en Booking con apartamentos tan bonitos como este de Selbaondoa o en la zona de Yesa y Aibar. Os recordamos que también está el Pantano de Yesa o el monasterio de Leyre que bien merecen una visita.

Localizaciones destacadas

Además dejamos también en Google Maps todos los puntos que hemos ido mencionando en la entrada para que podáis verlos visualmente donde queda cada uno y haceros mejor la idea del plan. Recordaros que si le dais a la estrella podréis verlo en vuestro teléfono.

Podéis descargaros el mapa desde nuestro Dropbox junto con el track o podéis verlo a pantalla completa aquí.

Como véis es una ruta sencilla ya que no tiene un desnivel muy grande aunque si algo constante al inicio. La ruta a los Ojos de Lumbier es ideal para echar una mañana cerca de casa. Esperamos que os haya gustado y servido para descubrir un poco más de Navarra 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba