Visitar Nápoles en un día

Tras nuestra visita a Roma durante 5 días, nos movemos hacia el sur de Italia. En este artículo os hablamos de qué podemos visitar en Nápoles en un día. Al final del artículo os dejamos un mapa que podréis descargar con todos los puntos que hemos mencionado en el artículo.

Orígenes de Nápoles

Siempre es bueno ponernos un poco en contexto del lugar que visitamos y como tal, situar donde y con qué nos encontraremos en Nápoles. Esta ciudad tiene origen griego, así que ya os podéis imaginar por la de manos que habrá pasado con tal antigüedad, desde los romanos hasta la Corona de Aragón fue entonces cuando Fernando de Aragón emitió un decreto por el cual unificaba los reinos de Nápoles y Sicilia en el conocido como Reino de las Dos Sicilias.

Nápoles es la capital de la región de la Campania y es la ciudad más poblada del sur de Italia. Con algo menos de un millón de habitantes su centro histórico es declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Por otro lado, es famosa por la mafia, uno de sus grandes problemas que supone un freno al desarrollo económico y social de la ciudad, al igual que la grandísima economía sumergida.

Qué ver en Nápoles en un día

Visitar Nápoles en un día es algo fácil de hacer pero como sucede siempre, tu eleges si dedicarle más tiempo o no, todo va a depender de si entras en todos los sitios o de la hora a la que empieces tu jornada turística. Os proponemos los siguientes puntos, que hemos podido visitar en su mayoría.

Vía Tribunali

Con casi un kilómetro de largo, Via Tribunali se extiende a través de una calle estrecha llena de fachadas decrépitas que tanto caracterizan a Nápoles. Salpicada de negocios locales de compras y hostelería así como un olor a comida casi constante entre sus adoquines. Es una calle para peatones pero también para vehículos así que aunque pueda parecer sorprendente, cuidado y ojito con mirar a otro lado porque las motos pasan bien cerquita.

Catedral de Nápoles

Construida entre 1299 y 1314, la Catedral Metropolitana de Santa María de la Asunción, más conocida como Duomo, es el principal edificio religioso de Nápoles. Se encuentra muy cerca de Via tribunali. Este lugar tiene diversos estilos arquitectónicos debido a diferentes cambios, por ejemplo su fachada es neogótica del purismo italiano del siglo XIX y la sala principal es barroca. Como detalle la catedral alberga el baptisterio más antiguo de todo Occidente.

Su acceso es gratuito y se ruega hacerlo en manga corta y sin enseñar las rodillas. En la entrada por un donativo de un euro puedes coger un pañuelo para cubrirte. Su interior es magnífico y bien le puedes dedicar un rato.

Capilla de San Severo

Nosotros fuimos a verla porque queríamos ver la escultura hiperrealista del Cristo velado de Giuseppe Sanmartino y otras piezas del maestro Corradini pero no hay mucho más en esta capilla transformada en panteón familiar. El precio nos pareció un poco exagerado para los 20 minutos escasos que dura la visita en total, ya que es bastante pequeño. Al final de la visita también podrás encontrar unas extrañas «máquinas anatómicas» que se relacionan con la oscura historia del príncipe Raimondo di Sangro.

  • Información
  • El precio 8€ en taquilla y 10€ online. Es posible coger audioguía.
  • Apertura entre las 9 y las 19 horas
  • No se pueden hacer fotos en el interior.
  • Web Capilla San Severo

Vía Toledo

Con más de un kilómetro de longitud, la Via Toledo une la Plaza Trieste y Trento con la imponente Plaza Dante, uniendo la ciudad de norte a sur para ofrecer un panorama de edificios monumentales tanto civiles como religiosos a lo largo de su transcurso. A destacar en esta vía la estación de metro Toledo, diseñada por el español Oscar Tusquets Blanca y premiada como la estación de metro más bonita de Europa. Intentamos verla pero había que pagar, obvio para entrar el metro jajaja y nos quedamos con la miel en los labios. Podéis ver un artículo en Viajar al respecto.

Volviendo a Via Toledo es actualmente una de las calles principales de la ciudad. Veremos tiendas de las principales cadenas comerciales entremezcladas con algunos comercios antiguos que han sobrevivido al paso de los años. También una variada oferta de hostelería con pizzas al corte.

Nápoles subterránea

Este lugar no pudimos visitarlo porque no nos coincidían bien los horarios de entrada con otras actividad pero os comentamos que se trata de un entramado de galerías y túneles que recorren los subterráneos de la ciudad, cuyo origen se remonta al año 470 a.C., cuando los griegos que habitaban la zona. Usados inicialmente como depósitos subterráneos para acumular agua usando toba o tufo volcánico. En 1885 y tras una grave epidemia de cólera, se decidió dejar de utilizarlos para durante la Segunda Guerra Mundial, convertise en un gran refugio para defenderse de los bombardeos de la ciudad con capacidad para hasta 200.000 personas ¿impresiona no?.

  • Informacion Nápoles Subterránea
  • Horarios de lunes a domingo: 10, 12 y 16:30 pm. Como esto puede sufrir cambios siempre mirar en la web oficial
  • Localización: Vico S. Anna di Palazzo, 52
  • Se debe de hacer siempre con visita guiada.

Quartieri Spagnoli

Convertidos en un atractivo más siendo una de las zonas más «peligrosas» de la ciudad no hace tanto, ahora son una zona popular, ya que ha tenido en los últimos años un resurgir con sus locales de hostelería de lo más tradicional, calles salpicadas de ropa tendida y tratorias con su cocina casera y artesanal o bares de copas. Sus cuestas y calles decrépitas típicas de Nápoles se han convertido en un filón para los amantes de la fotografía y lo peculiar.

Castillo Nuevo

Construido entre 1279 y 1282. Se llama realmente Castillo Maschio Angioino. Podemos llegar a él desde vía Toledo si vamos paseando o desde el puerto. No lo vimos por dentro porque siempre leímos que no merecía la pena su interior ya que apenas hay nada original, por lo que si vas a visitar Nápoles en un día no lo recomendamos aún así deberéis juzgadlo vosotros mismos. Eso sí, el precio de entrada es de 6 euros.

Castillo del Huevo

Construido en 1128, esta fortaleza domina la costa napolitana lo podrás encontrar en Via El dorado, 3. La visita es gratuita pero actualmente hay que reservar en la web para el cupo diario que va en grupos de 3 horas. Nosotros no nos habíamos fijado en esto y ya nos enteramos una vez en la misma puerta, pero no había disponibilidad para reservar en ese momento por lo que no pudimos entrar.

En este caso os recomendamos visitar la web para ver si os encaja el horario. Si debemos de deciros que en su interior apenas hay elemento originales de la época.

Basílica de Santo Domingo Mayor 

En este lugar nos encontramos con un bonito interior repleto de elementos decorativos, pinturas y esculturas, ofreciendo un auténtico espectáculo de luz y brillo. Acceso gratuito y con el acceso a la sacristía de manera guiada por 5 euros. Es fácil encontrarse con esta y otras iglesias porque ¡Nápoles cuenta con cientos!

Basílica de San Francisco de Paula

Imponente templo neoclásico situado en la Plaza del Plebiscito. Entrada gratuita, acceso hasta las 12 de la mañana y apertura de nuevo a las 16.30h

Galería Umberto I

Construida entre los años 1887 y 1890 como una opción para dar más seguridad a los habitantes. Su interior está constituido por dos calles que se cruzan ortogonalmente, cubiertas por una estructura en hierro y vidrio. En su momento dicha estructura fue toda una revolución, llena de espacios de moda y restauración. Hoy sigue manteniendo esa temática entre sus locales aunque nos recuerda mucho a galerías parisinas o de Milán tiene cierto aire decadente, quizás por los locales que ahora lo ocupan que no son muy glamurosos que digamos. Aún así es un lugar que impresiona entre las calles entre las que se encuentra, ya que hace bastante contraste.

Palacio Real de Nápoles

Mediante un recorrido sobre la historia de la ciudad a través de diferentes estancias, podemos conocer el interior del Palacio Real de Nápoles. Llegar al salón del trono, el antiguo teatro o los majestuosos salones… todo con un precio de entrada bastante ajustado de tan solo 6 euros. No lo vimos porque llegamos algo tarde ya a Nápoles pero da perfecta cuenta de incluirlo en un día completo por la ciudad.

Enfrente del Palacio se encuentra la Plaza del Plebiscito, nosotros la vimos en obra (como no…) pero al visitar Nápoles en un día, no te quitará nada de tiempo, ya que los puntos están muy cerca.

Museo Arqueológico de Nápoles

En este museo puedes ver los objetos artísticos encontrados en excavaciones de Pompeya y la colección Farnesio de esculturas clásicas, que es uno de sus mayores atractivos entre ellas dos de sus imponentes esculturas: el Toro Farnesio y el Hercules Farnesio.
Abre todos los días de la semana, de 9 a 19:30 horas. Los precios de las entradas para visitar el museo son, la general, 10 euros, y la tarifa reducida, 2 euros (de 18 a 25 años procedente de la UE). Este museo se encuentra situado en Piazza Museo, 19.

Castel Sant’Elmo

Otra de las cosas que podemos hacer al visitar Nápoles en un día es subir al Castel de Sant Elmo. Este lugar con unas vistas privilegiadas de la ciudad de Nápoles y a su bahía hace las delicias de los aficionados a la fotografía. El castillo de San Elmo está situado en via Tito Angelini, 20/A y es una buenísima opción para divisar el horizonte, incluido el Vesubio. Es un castillo localizado en lo alto de la colina, fue desarrollado principalmente por la corona española en siglo XVI. Su horario entre las 8.30 y las 18.30h y entrada de 5 euros según la web oficial a partir de las 4 de la tarde, la entrada cuesta la mitad (2.50€).

Para llegar a él se puede tomar el funicular o el metro desde vía Toledo, así que, que no te asuste verlo desde el Quartieri Spagnoli con sus impresionantes cuestas. En su momento no teníamos mucha información de este sitio y nos quedamos sin verlo, pero un atardecer desde lo alto debe ser muy bonito.

Pasear por el paseo marítimo

Nápoles no tiene playa como tal y eso a los que procedemos de España nos parece bien raro pero si tiene un paseo que bordea toda la costa y desde donde divisar toda su bahía.

Moverte en Nápoles

Es una ciudad para recorrer a pie pero si esto te cuesta un poquito o eres de los que el transporte público no le asusta tienes disponible la opción del Metro, que actualmente cuenta con dos líneas, en bus y en el funicular para subir por ejemplo al Castel de Sant Elmo. Todos los puedes coger con el billete Metropolitano de «una giornatta» que es posible comprar por 3.5 euros en los estancos (las tiendas con la T azul). Aún así recomendamos conocer la ciudad a pie todo lo que se pueda porque como os decimos visitar Nápoles en un día es posible!

Dónde alojarse en Nápoles

Visitar Nápoles en un día es bien factible si comienzas el día temprano y vuelves a tu lugar de destino pero lo aconsejable es tomarlo como punto de partida de otras visitas en la zona. Así que para optimizar tiempos que mejor que un sitio donde dormir que esté bien situado.

Una buena ubicación en la ciudad siempre es un acierto en cualquier alojamiento y el sitio que escogimos para hacer cuatro noches en Nápoles durante el viaje en eso fue todo un acierto. Un apartamento pequeño pero con lo necesario, situado en una entreplanta, contaba con cocina que nos vino muy bien para esos días más cansados, una cama bien cómoda y aire acondicionado, que en verano en esta ciudad es de agradecer.

Booking.com

Como punto negativo es que tenía poca ventilación y luz pero entendemos que para una entreplanta interior es lo que hay. Lo reservamos a través de Booking, Reginella Duomo Apartament. Su anfitriona fue muy receptiva ya que te manda información sobre la ciudad y contesta muy rápido toda la información que necesitas. Situado en la calle Duomo, a tan solo 5 minutos de la Catedral de la ciudad y de la famosa vía Tribunale, este apartamento tiene una localización envidiable.

Para la estación de tren estaba a unos 15 minutos andando y a unos 20 del puerto, punto que nos puede interesar si cogemos algún ferry para las islas de Capri o Ischia.

Otras opciones que al echar un vistazo nos han resultado muy buenas son Short Lets Corno Napoletano, un apartamento con un 9,8 en la web y si prefieres más un alojamiento tipo hotel tienes el Hotel Royal Continental, situado en plena costa napolitana, con una piscina que en días de calor puede hacer las delicias de más de uno.

Dónde comer

Comer en Italia es todo un placer y es que ¡todo parece bueno! Nosotros probamos varios sitios pero tiramos de apartamento también así que ahí van unas propuestas que puedes hacer al visitar Nápoles en un día.
Osteria da tonino, para una buena cata de pescados y productos del mar. Situada en Via Santa Teresa a Chiaia, 47. Si queremos algo más tradicional y probar una tremenda pizza napolitana, características por sus bordes más gruesos que la romana, tenemos la Pizzeria Da Michele que la encontramos en Via Cesare Sersale, 1. Es uno de esos lugares es lo que hay que esperar, así que tu deccides qué hacer!

O si te atreves a probar la pizza frita tienes a Sorbillo Piccolina – Gino e Toto en Via Toledo, 24, donde debes hacer la cola para pedir y que te den un número, a nosotros nos pareció tal cola que decidimos ir a otro lado pero con su fama y por 3,5 euros la porción es toda una opción a tener en cuenta.

Cómo llegar a Nápoles

Si nos proponemos visitar Nápoles en un día tenemos que saber cómo llegar a destino ¿verdad?

Podemos hacerlo en avión

Si nuestro punto de llegada es la misma ciudad y no vamos desde otro lado como nosotros, el aeropuerto trabaja con Ryanair, EasyJet, Iberia, Vueling Airlines, American Airlines, Iberia Express, Wizz Air y Volotea que vuelan directamente a Nápoles Internacional. El precio es bastante variable según la ciudad de origen pero suelen salir vuelos baratos si te da igual la fecha del año. Nosotros siempre usamos Skyscanner como buscador de vuelos de toda confianza.

En tren

A través de Trenitalia es posible verificar diferentes horarios del tren que une Roma con Nápoles, que fue nuestra opción de conexión. Hay varios horarios disponibles y de duración, esto último afecta en el precio final del billete A nosotros nos costo unos 40 euros ida y vuelta. Como os decimos dependerá del horario y duración que sea más o menos barato. La duración en tren puede ser cómo máximo de unas dos horas y media, así que desde Roma es un destino bastante accesible.

En autobús

Con Flixbus es bastante sencillo viajar. Desde Roma sale desde tres puntos: Roma Termini, Anagnina, Roma Tiburtina (Estación de autobuses) y en Napoles te pued dejar en Nápoles (Metropark Centrale) o en Piazza Giorgio Ascarelli. Por un precio a partir de 6 euros el uso del autobús es una opción muy barata pero más larga en el tiempo y algo más incomoda también.

Coche propio

Aunque no lo vemos del todo viable porque es más caro que el transporte público, tiempos, parking… Creemos que solo está recomendando si no te da miedo la manera de conducir de los italianos porque puede ser una verdadera locura conducir en estas calles donde la gente cruza por donde quiere, sin mirar semáforos y donde las motos y coches tiene una conducción muy arriesgada. De hecho, vimos un par de accidentes. Eso si, si pretendes visitar Nápoles en un día y ahorrar tiempos en transportes desde otra ciudad será una buena opción por los tiempos.

Qué más ver cerca de Nápoles

Si estás contemplando hacer otras cosas en la zona aparte de visitar Nápoles en un día estas son algunas de las opciones que os proponemos.

Pompeya. Esta antigua ciudad romana es una de las visitas estrella de la zona. Tras la explosión del Vesubio se vio inundada de cenizas y polvo, dejando a sus habitantes y a la propia ciudad casi en el olvido. Actualmente se recomienda la entrada online. Haremos una entrada específica de Pompeya, pero os diremos que son 16€ la entrada y la duración de la visita puede ir desde las 2 a las 4-5 horas, depende de lo que visites en las diferentes zonas que componen el parque arqueológico. Podréis ver más información sobre esta visita en nuestra entrada especial.

El Vesubio. Hoy es un Parque Nacional y Reserva de la Biosfera de la Unesco. El mejor inicio para visitarlo es desde Herculano llegando con la línea Circumvesuviana. Allí encontraremos unos minibuses que realizan la subida al volcán, dejándote deja en el último punto accesible por 10 euros ida y vuelta. Desde allí sale un sendero que podemos subir y bajar en unas 2 horas. Se puede acceder al interior del cráter por diferentes caminos habilitados. La subida al cráter se puede realizar desde las 9 de la mañana hasta un par de horas antes de la puesta de sol, ya que además abre todos los días. El precio de la entrada al parque es de 8 euros, y el museo que nos encontramos allí arriba es gratuito.

Herculano. Igual que Pompeya, Herculano sufrió la misma suerte con la erupción del volcán y aunque quizás no es tan famosa como Pompeya, es otra buena opción para hacer un 2×1 en el mismo día aunque puede que termines un poco saturado/a. La visita a las instalaciones son 11€/adulto y existe un Billete combinado Pompeya, Herculano, Oplontis, Stabia y Antiquarium de Boscoreale para adultos: 20 €. Para llegar es la misma línea de tren que para ir a Pompeya, tomando la línea Circumvesubiana o el Campania Express.

Sorrento. Localidad de entrada a los conocidos como pueblos de la costa amalfitana. Sorrento es quizás la más grande de ellas. Acantilados, playas -privadas- y un ambiente mucho más relajado que Nápoles es un buen lugar para descansar, pasear entre sus calles y su puerto al tiempo que comemos una buena pizza napolitana. Próximamente podréis ver más información sobre esta ciudad en nuestra entrada.

Podéis descargaros el mapa desde nuestro Dropbox junto o podéis verlo a pantalla completa aquí. Además, recordad que dándole a la estrella os lo guardáis en vuestra cuenta.

Otras localidades de la costa amalfitana. Aunque para que sea realmente operativo recomendamos movernos al menos una noche a alguna más cercana aunque luego hubiera que volver a moverse a Nápoles.

Esperamos que toda esta información os pueda resultar de interés para organizar vuestra ruta de visitar Nápoles en un día, o dos o tres…! porque como veis los sitios son muchos, todo depende de lo que tengas previsto en tu planning viajero. Eso sí, os aconsejamos callejear mucho para descubrir lo bueno como su gran ambiente, animación y vida diaria y lo malo de esta ciudad como su basura. Está claro que Nápoles no es para todos los gustos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba