Parque Nacional del Gran Cañón

¡Hola Nómadas! Como visita del día tenemos uno de los lugares que más ganas y expectativas le teníamos: El Parque Nacional del Gran Cañón.

El estado de Arizona se caracteriza por ser el hogar de este coloso y es que te deja con la boca abierta… podrías estar horas y horas viéndolo desde diferentes perspectivas.

Nuestro día en Williams comienza antes de las 7, ya que es la hora en la que abren el desayuno en el Travelodge Grand Canyon by Wyndham en el que nos alojamos. El desayuno es variado entre gofres, tostadas, cereales, zumo… porque en estos sitios lo de fruta es escaso.

Antes de meternos en el fregado, si no te has leído la anterior entrada, pásate por aquí y descubre nuestro primer viaje por carretera y parte de la Ruta 66.

Tras recoger y una hora de trayecto desde Williams para las 9 de la mañana hemos llegado al Parque Nacional del Gran Cañón por una carretera casi desierta y con poco movimiento.

Anual Pass

En la entrada mostramos por primera vez nuestro Anual Pass (os dejamos la completa entrada que hicieron desde MolaViajar). Esta tarjeta es rentable si visitas varios Parques Nacionales ya que lo amortizas por el precio que tiene (80$/vehículo) dado que cada parque cuesta entre 20-30$, por lo que si incluso vais más personas por coche os sale mucho mejor aún. Pensad, que si simplemente ya visitáis tres parques (Death Valley, Yosemite…) os sale a cuentas.

Tras coger nuestro mapa, que nos tienden en la cabina de entrada, aparcamos en una de las secciones de este inmenso aparcamiento.

South Rim

La entrada por la que nosotros optamos para visitar es la de South Rim, porque puedes encontrar la North Rim y la gestionada por los nativos americanos al oeste (que se cobra aparte, unos 60$/persona).

Esta entrada sur está muy bien preparada y se disfruta mogollón. Puedes encontrar el centro de visitantes, biblioteca, una pequeña cafetería y zona de compras para recargar pilas… Algo que encontraréis en todos estos parques son líneas de autobús con un doble objetivo: ahorrar contaminación y erosión del humano, y salvar tiempo en las distancias de estos parques.

Shuttle bus

En el Parque Nacional del Gran Cañón encontramos cuatro líneas de autobús que parten desde el Centro de Visitantes, estando muy bien identificado cuál es cada una:

  • Tusayan Road – Morada
  • Village – Azul
  • Hermite Road – Roja
  • Kaibab Rim – Naranja

Los shuttle bus, son muy útiles para dejar a un lado el coche, y moverte por la zona, pasan cada 5 o 7 minutos, por lo que la espera es corta, que eso bajo el sol se nota. Cada línea va parando en diferentes puntos y se complementan entre sí, pudiendo enlazarlas como sucede con la azul-roja.

Rutas de Senderismo

Hay multitud de caminos que puedes realizar, siempre con la adecuada precaución y protección. Nosotros somos grandes aficionados a hacer senderimos por lo que queríamos probar una de ellas, dado el tiempo del que disponíamos.

No esperábamos bajar hasta abajo del Cañón porque dicen que eso solamente son unas 4 horas (más su subida correspondiente), así que con nuestro planning era imposible de realizar.

Debéis saber, que abajo podéis encontrar una pequeña cafetería y un refugio para pernoctar. Y que además es posible hacer ese trayecto en burro, aunque no vimos ninguno, sí estaban sus huellas.

South Kaibab Trail

Nosotros comenzamos cogiendo el autobus de la línea naranja (Kaibab Rim) puesto que nuestro objetivo era hacer parte de uno de los trails, el South Kaibab Trail, en la zona este que comienza en el Yaki Point.

Es un descenso continuado hacia el Gran Cañón, y tiene varios puntos señalados como el OhAh Point o Cedar Point, nuestro objetivo era llegar a las proximidades del Skeleton Point, pero a pesar de nuestro buen ritmo no queríamos arriesgarnos a subir con el sol en todo lo alto, ya que pegaba fuerte a pesar de algunas nubes que aparecieron en el horizonte.

En el trayecto nos encontramos gente pero tampoco en exceso, se lleva bien ya que no hay aglomeraciones ni nada parecido. Como consejo llevad siempre bastante agua porque no hay nada en el camino, no como dos tipos que nos cruzamos con cerveza en la mano, esperamos que no sigan en el camino…

Otros trails de fácil acceso

El Bright Angel Trail, en la zona oeste, nace junto al Bright Angel Lodge y dicen es algo más sencillo que el que escogimos nosotros, ya que cuenta con algo más de sombra y alguna fuente por el camino. Desciende hasta el cañon en 12 millas.

Rim Trail, es un camino que puedes hacer andando, sobre unos 5 kilómetros que va por todo el borde viendo el impresionante Cañón, del que las fotos nunca le hacen justicia, te sientes muy pequeño entre esa inmensidad. Es el camino más llano, sin apenas desnivel y el más transitado. Va casi paralelo al autobús. Tienes más info aquí

Hermit Trail y Grandview Trail, son dos trayectos que tienen mucho menos tránsito y por tanto, no están igual de mantenidos. Son más largos en duración por lo que habría que tener cuidado y se recomiendo que sea para más experimentados.

Puedes encontrar los mapas así como la duración aproximada y km de cada uno de los trails en la página oficial, ¡es muy completa! Y es probable que también encuentres guardas por el camino, que amablemente se paran a charlar contigo e informarte de las condiciones meteorológicas que se preven o riesgos que puedes encontrar en el camino.

Líneas Azul y Roja

Para las 12:30h del mediodía estábamos arriba del cañón de nuevo, tras casi haber rozado Skeleton Point (o eso parecía desde el mapa) pero decidimos optar por esta vía para poder comer en la zona del centro de visitantes y coger la línea roja y la azul.

¿Qué ver en estas líneas?

Línea azul (Village) puedes llegar hasta Hopi House/Train Depot, es donde comienza el Bright Angel Trail. Sobre todo es el que conecta lo más urbano, como los hoteles que hay dentro.

Línea Roja, puedes ver puntos como Mohave Point o Trailview Overlook llegando hasta Hermit Rest donde comenzaría otro trail.

No nos olvidamos de decir que también hay varios centros para visitar entre ellos el Yavapai Museum of Geology, que cuenta la historia de creación del parque, entre otros aspectos.

Un día que llega a su fin…

Nuestro día termina saliendo por la entrada este y parece que nos perdemos, pero no es así, pero apenas había gente por la carretera, vemos pasar varios puestos de artesanía nativa y es que nos vamos acercando a nuestro destino final, Page, en el mismo estado, lugar de una de las grandes reservas de nativos americanos.

Llegamos ya de noche, nuestro establecimiento es el Lulu Sleepz Motel, con cocina compartida y un jardín bastante agradable. A pesar de ser de noche la temperatura es alta, tras dejar las maletas buscamos un supermercado en las inmediaciones para cocinar casero pero sale la jugada un poco mal, los burritos no nos quedaron muy comestibles JAJA. El lugar es muy tranquilo, y caemos rendidos…

Mañana nos espera visitar lo más famoso de la zona de Page: Antylope Canyon, Horseshoe Bend y de regalo, el lago Powell, por lo que esa será la próxima entrada del blog.

No olvidéis que podéis ver el itinerario completo en su entrada.

Esperamos que os haya resultado útil, hayáis resultado algunas dudas y si tenéis cualquier consulta ya sabéis que tenéis el email o los comentarios para ayudaros en lo que podamos. ¡E incluso instagram para compartir impresiones!

Ver a pantalla completa o podéis descargaros en archivo en formato KML desde nuestro Dropbox para vuestro viaje.

¡Hasta pronto, Nómadas!

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba