Parque Nacional Cahuita, Limón (Costa Rica)

Playa en Cahuita

¡Hola Nómadas! En esta ocasión nos trasladamos a la zona caribeña del país tico. Exactamente nos vamos a conocer el Parque Nacional Cahuita, un área natural protegida la mar de accesible, ubicada en la provincia de Limón. Recuerda que puedes ver el itinerario completo aquí.

Tras pasar un par de días fabulosos donde realmente disfrutamos por fin del buen tiempo de un país tropical en la zona de Matapalo nos trasladamos a la costa del Caribe.

Cómo llegar al Parque Nacional Cahuita

Nosotros salimos desde la otra costa, concretamente desde El jardín de los monos en Puntarenas (ver itinerario completo). En hacer este trayecto de unos 350 km se tardan más de 6 horas ya que las carreteras son limitadas, debido a la conservación de diferentes parques pero encontrándonos un paisaje salpicado de montañas y volcanes.

En nuestro caso decidimos pasar por Cartago para llegar a la provincia de Limón y posteriormente llegaríamos hasta nuestro destino final de ruta, el pueblo de Cahuita, una localidad en las inmediaciones del parque del mismo nombre con mucho sabor caribeño.

Otra opción que os puede plantear google Maps o MapsMe es ir por San José, pero es bastante probable que te encuentres más tráfico en esta ciudad que por Cartago. Ir por esta última es una buena opción, sobre todo si decides hacer una parada intermedia ya que la carretera se encuentra entre el parque Parque Nacional Los Quetzales y el Parque Nacional Tapantí -Macizo de la Muerte, o incluso por el volcán Irazu.

Alojamiento en Cahuita

Nuestro alojamiento en Cahuita para tres noches que pasamos en la zona, las últimas tres noches en el país, fue Cabinas Tito.

Inicialmente teníamos una habitación sencilla, con acceso a cocina común pero al llegar la responsable nos comunicó que se estaba reformando y nos cambiaba a otra habitación que contaba con cocina propia, lo cual está muy bien.

El precio continuaba siendo el mismo, alrededor de 50 euros las tres noches, un chollo pero además contaba con una gran tranquilidad ya que las habitaciones eran casitas separadas con su propio camino, por lo que apenas te cruzabas con alguien.

Además estabas rodeado de naturaleza y era fácil encontrarte animalitos por la zona como ranas de colores estridentes, geckos, largartos etc.

La verdad es que estuvo bien, no era un sitio lujoso pero es que tampoco buscábamos eso, era un sitio agradable, tranquilo y con comodidades suficientes para pasar las noches que teníamos planeadas.

La oferta de alojamientos en la zona es variada. Siendo fácil encontrar diferentes cabinas con las funcionalidades más básicas y cómodas para nosotros. Nuestra elección por Tito fue debido a diferentes recomendaciones de viajeros. En general, es una zona que si miráis puntuaciones de clientes tiene muy buena media prácticamente cualquier alojamiento.

  • Consejo de experto
  • Si podéis pagar con colones, adelante, sale algo más barato y te olvidas de dar dólares y recibir colones.

Está muy cerca de una zona de playa, pero que nos pareció muy adecuada por echarse un baño. Y está a tan solo unos pasos de la calle principal donde encontrar sitios para comer.

En esta zona caribeña, con mucha sabrosura, se nota un ritmo de vida diferente en el ambiente al que habíamos disfrutado antes, si que siempre se lo toman todo con bastante calma por lo que pudimos comprobar pero en esta zona se sentía diferente, aunque parezca un tópico.

Parque Nacional Cahuita

Comenzamos un nuevo día visitando la zona de Cahuita mientras damos un paseo para llegar al Parque Nacional de Cahuita. No se encuentra muy lejos del alojamiento y mientras vemos los quehaceres de un día normal llegamos al parque.

El Parque Nacional Cahuita es un área natural protegida, se encuentra en la provincia de Limón, en la costa del mar caribe. Cuenta con un área de más de 1000 hectáreas terrestres y 22000 marinas, lo que lo hace un lugar muy atractivo para el que quiere disfrutar de la zona.

Entradas

Visitamos el Parque Nacional Cahuita (web oficial) por el sector Playa Blanca. Si entras desde este sector, la entrada no tiene un coste establecido, está marcado como «la voluntad» y es algo positivo dado el coste que tienen los parques en este país, desorbitado. En la cabaña de acceso hay algún mapa informativo pero no demasiada información.

  • Consejo de viajero
  • Entra por el sector de Playa Blanca y podrás ahorrarte el precio de entrada si así lo deseas. Pudiendo dejar «la voluntad» o pasar gratis.

Mientras que si entras por el sector de Puerto Vargas, el precio es de 5$/persona para los extranjeros ¿por qué esto es así? ni idea. Por lo que nuestra recomendación es que si te puedes ahorrar unos dólares, mejor entrar por Playa Blanca.

Rutas Parque Nacional Cahuita

El parque tiene un único sendero, el de Punta Cahuita, muy fácil de realizar ya que no tiene ni un solo desnivel al situarse paralelo a la costa. Este sendero tiene una longitud total de unos 6 kilómetros y llega hasta la otra entrada, la de Puerto Vargas donde puedes encontrar servicios. Nosotros hicimos unos 13 kilómetros ya que fuimos y volvimos por el mismo camino.

En nuestro caso optamos por no contratar un guía local. Por lo menos, a nosotros nos salió bien, vimos muchos animales y no necesitamos la ayuda de nadie. En otros parques si que vimos como los guías encontraban animales que nosotros habíamos pasado por alto pero en esta ocasión creemos que la decisión fue la correcta.

El calzado fueron unas zapatillas de deporte para descansar un poco los pies, como hemos dicho, la ruta es sencilla pero acabamos descalzándonos para cruzar ciertas zonas por la subida del mar.

Por eso, hay que tener cuidado con las mareas pues hay varios ríos que desembocan en el parque o playas que desaparecen y puede que nos quedemos atascados y sin salir, así que precaución y control con las horas.

En nuestro caso no ajustamos mucho el tiempo en la vuelta de la ruta pero sí que tuvimos que mojarnos los pies para poder atravesar uno de los ríos, no siendo los únicos en esa situación.

Datos importantes

  • Horario de entrada
  • Sector Playa Blanca: 6 am a 5 pm.
  • Sector Puerto Vargas: 8am a 4 pm.
  • Información Importante
  • A la vuelta ten en cuenta que tienes que llegar más o menos a la mitad del parque antes de las 2 pm ya que cierran esa zona por la subida de la marea.

En caso de no llegar a la hora tendrás que salir por la entrada de Puerto Vargas que siguiendo el camino llegarás a una parada de autobús para poder volver.

Todo este parque es una buena zona para hacer snorkel, nosotros teníamos el mar bastante revuelto y el día nublado de nuevo, así que fue imposible ver nada.

Os dejamos el mapa en nuestra cuenta de wikiloc donde ver los datos de kms y desniveles, veréis que es sencillísima la ruta.

Distancia 12.7km
Elevación 23m
Tiempo 4-4h
Dificultad Fácil

Fauna y flora

En este parque puedes encontrar diferentes animales como el mono congo, mono blanco, pizote, tucanes, mapaches y perezosos. Fue en este parque donde vimos a un perezoso bien de cerca ¡¡por fin!! y hay que decir que es como un peluchito.

Tenemos un vídeo en el que da un poco de «cosa» ver el giro de cabeza que pueden llegar a hacer, casi parecen niña exorcista.

También recorrimos parte del sendero con una familia de mapaches que aparecieron a una distancia prudencial compartiendo el camino unos minutillos. Os mostramos una foto de uno de ellos entre los arboles cerca del sendero por el que visitamos el Parque Nacional de Cahuita.

En la zona de arrecife se pueden ver diferentes tipos de corales, pez isabelita (Holacanthus ciliaris), pepino de mar, langostas, tortugas y otros tantas especies de peces de colores.

Dónde comer en Cahuita

Tras terminar nuestro día por el parque y darnos una ducha decidimos ir a ver que se cuece por el pueblo de Cahuita. Cuenta con una calle principal donde están los diferentes locales de restauración y música, con gente pero sin agobiar, en ambas ocasiones nos decantamos por el Coco’s Bar donde había Happy Hour, probando unos riquísimos daikiris y coco loco, así como un plato de salchipapas, que esta no era gran cosa.

No teníamos referencias de ninguno de los locales, pero es fácil preguntar y sentarte tranquilamente en una de sus terrazas mientras te decides por un plato típico que probar, por ejemplo en El Girasol Restaurante o Restaurante La Fé.

Aquí termina nuestra ruta por el Parque Nacional Cahuita, en el próximo artículo en Costa Rica veremos el Refugio Gandoca-Manzanillo a unos pocos kilómetros de esta zona recién visitada.

Os dejamos el enlace para verlo a pantalla completa aquí y como siempre podéis descargároslo desde nuestro Dropbox desde aquí.

Ya sabéis que si queréis comentar algo o tenéis dudas sobre visitar el lugar podéis decidnos en los comentarios. No olvidéis seguirnos en Instagram y ver otros viajes recientes.

Recordaros que tenéis a vuestro alcance el diario completo e itinerario de 13 días en Costa Rica.

¡Pura vida, Nómadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba