Parque Nacional Manuel Antonio

mirador parque nacional manuel antonio

¡Hola Nómadas! ¿Os apetece dar una vueltita por las playas de Costa Rica? Porque… ¡allá vamos a explorarlas en una nueva entrega del viaje por las américas con destino final Parque Nacional Manuel Antonio!

Nuestras etapas en la zona más montañosa terminan dejando a nuestras espaldas a Santa Elena para iniciar un recorrido por la costa pacífica del país. Nuestro objetivo de esta entrada es que nos acompañéis a visitar este parque, el más visitado del país.

Puntarenas

La primera parada es Puntarenas, está ubicada en el golfo de Nicoya, siendo la ciudad más pobladas de la provincia. Puntarenas para nosotros tuvo poco que aportar en lo que pudimos ver de ella.

Su playa, a pesar de haber vistos fotografías maravillosas estaba bastante sucia, cosa que no te esperas en un lugar así.

Creemos que era algo puntual ya que era Navidad y parecían hogueras con lo que entendemos que se celebró algo en las noches previas. La visita a Puntarenas fue muy rápida.

Lo poco que vimos nos llamo mucho la atención, pasamos por algunas calles que estaban sucias con mucha basura por las cunetas. No nos dio buena sensación la verdad con lo que tras la visita de rigor a la playa y el bocadillo, nos dirigimos hacia Quepos.

Saliendo de Quepos casi tuvimos un accidente con el coche y aunque llevábamos el seguro a todo riesgo siempre es mejor no tener que hacer uso de él.

Llegamos a un cruce sin semáforo donde había mucho tráfico, nosotros siendo de fuera, nos tomamos las cosas con calma. El de detrás nuestra se aburrió, se puso a nuestro lado, sacó el morro antes de tiempo y se lo llevaron. Tuvimos suerte que le golpearon desde nuestro lado con lo que su coche y los trozos de su coche salieron despedidos en la otra dirección.

Después del susto, seguimos dirección Quepos a donde llegamos ya de noche. El trayecto entre Santa Elena y Quepos es de unas cinco horas horas, pero se hace bastante ligero.

Jacó

Otra localidad situada en nuestra ruta por la provincia de Puntarenas es Jacó, conocida por su ambiente de fiesta. Es popular entre locales y turistas por su animada vida nocturna, nosotros no llegamos a parar en la zona.

Quepos

Quepos es una población que vive de la fiesta y del turismo de uno de los parques más conocido, el Parque Nacional Manuel Antonio. Se encuentra a unos 7 km de este parque por lo que es un buen punto de partida, contando con los servicios básicos en la zona.

A Quepos llegamos de noche y con lluvia para finalizar bien el día. La verdad es que tuvimos problemas para encontrar el hotel aunque tuviésemos la localización en el GPS. No tiene un cartel demasiado llamativo y si no conoces la zona, es de noche y llueve… todo perfecto para dar vueltas como tontos.

Alojamiento en Quepos

Nosotros nos alojamos en el Hostel Resort Manuel Antonio, que el resort sería para otros porque estábamos en una habitación húmeda, con una ventana gigante a un pasillo ¿? menos mal que tenía cortinas…

El aire acondicionado de toda la zona en toda la pared exterior, con lo que se escuchaba constantemente. La cocina común muy justita encuanto a utensilios y cercana a los dormitorios. Además con unos norteamericanos que iban cerveza tras cerveza. UN LUJAZO, menos mal que era barato.

Analizando ahora lo que ofrece el hotel en Booking parece ser que hay mucho cambio entre las Standard y el resto. Como consejo, para reservar en Hostel Resort Manuel Antonio es mínimo la deluxe.

En este lugar hacemos la noche para poder visitar el Parque Nacional Manuel Antonio bien temprano durante la mañana del día siguiente. La información recopilada nos decía que era muy turístico.

Parque Nacional Manuel Antonio

Entrada

En la zona han regulado el parking creando unos aparcamientos «privados» por unos 3-6$.

El ticket de entrada al famoso Parque Nacional Manuel Antonio (ver más) (16$/persona, horario: 7 a 16h) se recoge en unas taquillas exteriores a unos metros de distancia de la entrada, donde además encontramos vendedores de cocos, helados, etc.

Información fauna y flora del parque

Este parque abarca 682 hectáreas y se inaugura en 1972, siendo realmente uno de los más pequeños del país. Nos encontramos con un bosque tropical húmedo con pequeños reductos de bosque primario, salpicado de manglares y playas de arena clara.

Es un parque donde nos encontramos todos los españoles que no habíamos visto antes buscando a los perezosos. Es una de las zonas donde habitan y efectivamente los vimos, entre las copas de los árboles pero ahí estaban.

Senderos

  • Perezoso (568m – dificultad baja): en él se encuentran impresionantes vistas tanto de la costa pacífica como de las islas costeras del parque. Puede ser relativamente fácil ver este animal. Si vas acompañado de un guía, mucho mejor, tienen ojo de lince. Pero sino basta con pararse cuando la gente está mirando a las alturas y esperar localizarlo por tu cuenta.
  • Punta Catedral (1215m – dificultad media): te lleva a varios miradores hacia la costa mientras tienes alrededor los típicos monos, por ejemplo, los de cabeza blanca.
  • Espadilla Sur (163,5m – dificultad baja): bordea la costa y tiene un paso justo desde la de Manuel Antonio.
  • Serrucho (952m – dificultad media): un recorrido hasta un mirador.
  • Playas gemelas (363m – dificultad baja): estaba cerrado en el momento que fuimos, desconozco si por algún problema o simple marea alta.

Podéis verlas con más orientación en el mapa de arriba o en la foto que sacamos al cartel del parque.

Sus playas, su mayor atractivo

Como os decía con los senderos, cada uno de ellos al mismo tiempo que te interna en la selva, te dirige a diferentes playas: Espadilla Sur, Puerto Escondido y Manuel Antonio. También encontramos Punta Catedral y Punta Serrucho, que las podemos ver con los miradores que hay en las distintas zonas y también pequeñas calas como Las gemelas.

Es sorprendente la cantidad de gente en este parque, pero sobre todo en una de las playas, la de Manuel Antonio y lo curioso, es que cruzando un pequeño camino encontrabas otra mucho más larga y extensa. Lo mejor de todo, donde no había nadie, la de Serrucho.

Paraísos

Esta fue el primer contacto verdadero con lo que se considera una playa paradisíaca, de verdad, fabulosa y muuuy tranquila. Aquí un mapache nos intentó robar la bolsa, el muy cotilla, menos mal que no teníamos nada para comer porque sino probablemente hubiese salido corriendo más rápido que nosotros hacia él.

El mapache y el mono de cabeza blanca es común en el parque, al que también podemos ver de manera frecuente. Aunque a los turistas nos hace mucha gracia más de uno va corriendo con sus cosas detrás de ellos.

Por ahora nos despedimos de Manuel Antonio para seguir poniendo rumbo al sur del país… y llegar a un lugar que nos encantó. Se trata de Matapalo.

Si tenéis cualquier duda o aspecto que comentar decidnos en los comentarios  🙂

Aquí puedes ver el mapa a pantalla completa.

Por último, recordaros que tenéis el itinerario completo del viaje en Guía de viaje itinerario de 13 días, con toda la información resumida.

¡Pura Vida, Nómadas!

Un pensamiento en “Parque Nacional Manuel Antonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba