Parque Nacional Marino Ballena (Costa Rica)

¡Buenas Nómadas! Seguimos en la costa pacífica de Costa Rica y en esta ocasión nos trasladamos hasta el Parque Nacional Marino Ballena.

Tras haber finalizado nuestro día en el Parque Nacional Manuel Antonio, viendo monos, mapaches, perezosos e iguanas mimetizadas con las piedras y algún que otro animal y flora de lo más abundante, nos dirigimos a una de las playas y alojamientos que más nos ha gustado en este país.

Alojamiento en Matapalo

Para dos noches en la zona teníamos un B&B muy diferente a lo que habíamos probado hasta entonces en el país. Se encontraba en la playa de Matapalo, muy desierta al menos cuando fuímos. Llegamos a este lugar justo al atardecer y las vistas… bueno, juzgadlas por vosotros mismos…

Este B&B es Jardín de los monos, está dirigido por una pareja de holandeses y solo cuenta con unas pocas habitaciones muy cómodas y tranquilas.

Una de las características es que puedes escuchar a los monos chillar a las cinco de la mañana lo cual puede ser agradable o no, pero lo mejor de todo es que estas a dos minutos, literalmente, de la playa, una playa desierta, extensa e interminable, y limpia, por lo que pudimos comprobar. No entiendo el motivo porque además era fin de semana… pero ni los locales estaban allí.

Aconsejados por Lettika, nuestra anfitriona, cenamos en un par de ocasiones en la Langosta feliz. La reserva del alojamiento incluía el desayuno, realizado por ella misma, riquísimos y caseros, con un pan handmade que estuve apunto de pedirle que me hiciera un horno entero para llevármelo a mi casa. Cuenta también con piscina privada.

Parque Nacional Marino Ballena

La información que teníamos de este parque era escasa, y es que en Internet apenas encontrábamos algo concreto sobre qué hacer o descubrir en él, así que fue un poco a la aventurilla.

La entrada al Parque Nacional Marino Ballena, no está bien señalizada o por lo menos cuando fuimos nosotros y eso nos llevó un rato encontrarla. Casi a punto de darla por perdida, encima no había nadie por los alrededores y además acabamos en caminos muy rotos o con charcos muy profundos que cruzaban la pista llena de barro. Tras dar con el lugar correcto o eso creemos, en la caseta de entrada (6$/persona) no se te dice nada más allá de cobrarte.

Entrada al parque

Vemos que en el ticket de entrada permite entrar a Playa Uvita, Playa Colonia, Playa Ballena y Playa Piñuela el mismo día, por lo que es una buena opción hacerlo en el mismo día.

El Parque Nacional Marino Ballena (más info) es conocido sobre todo por su cola de ballena, es una formación natural creada por la convergencia de dos corrientes que da semejanza con la cola de este animal. Para caminar en este lugar debes de hacerlo durante la marea baja porque en cuanto sube esto desaparece y no podrás caminar dando lugar a una «simple» playa.

  • Consejo de experto
  • Informaros de los estados de las mareas pues debéis de hacerlo durante la marea baja porque en cuanto sube desaparece.

La playa es espectacular, gigante y sin apenas gente cuando llegamos. Decidimos pasear por ella hasta bien avanzado el día bajo un sol de justicia que nos hace buscar la sombra de las palmeras de alrededor pero es un día amenazado por unas nubes muy oscuras…

Nosotros pudimos acceder a la cola y pasear por allí, eso si, pronto vimos como empezaba a desaparecer poco a poco con lo que enredamos por allí siempre con un ojo pendiente para poder volver puesto que desaparece por la mitad dejando una isla por momentos.

Excursiones

Es frecuente que se puedan realizar excursiones en la zona para avistar ballenas jorobadas durante la migración del sur, de agosto a noviembre y al norte de diciembre a marzo.   

Nosotros no probamos a contratar ninguna pero os dejamos algunas de ejemplo:

En cualquier caso, si os alojáis por la zona es frecuente ver carteles o el propio alojamiento os recomendará alguna opción.

Otras playas

Tras ir hasta alguna de las otras playas de la zona en busca de El ventanal, un lugar que nos recomendó nuestra host, no lo encontramos ni pa’trás (Se llama realmente Playa ventanas, la hemos puesto en el mapa del final), así que observando un poco los alrededores vemos que algunas de las playas son de pago y otras no, están saturadas de gente local, por lo que decidimos volver a Uvita y posteriormente disfrutar la piscina del B&B.

Conclusiones

Es cierto que nuestra visita por Marino Ballena fue un poco rara para nuestro gusto, lo de ir de playa en playa no es algo que a priori nos apasione, esperábamos encontrar alguna ruta sencilla de trekking en el mismo parque, siguiendo la línea de los anteriores, pero no fue el caso, por eso nos dejó un sabor agridulce. Eso sí, del tiempo esta vez no nos podemos quejar.

Hasta aquí llegan nuestras experiencias por la costa del pacífico, ya que posteriormente haremos un viaje en carretera hasta la costa del caribe que casi nos llevará un día entero para poder visitar el parque de Cahuita y el Refugio de Gandoca y Manzanillo.  

Os recordamos que para cualquier consulta sobre viajar al país tico tenéis los comentarios o el email de contacto 😉 y no olvidéis de visitar el itinerario de 13 días. para orientaros un poco más si estáis pensando en visitar este país.

Como siempre dejamos al final del post el mapa con los puntos destacados de esta entrada. Desde aquí podréis verlo a pantalla completa y desde este otro descargaros el mapa de nuestro Dropbox.

¡Pura vida, Nómadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba