Refugio Gandoca Manzanillo – Puerto Viejo (Costa Rica)

¡Hola Nómadas! ¿Cómo va la preparación de un nuevo  viaje? ¿Pensando en algo atrevido y en contacto con la naturaleza? ¿Por qué no Costa Rica en su ambiente más relajado? ¡Sí! la zona del caribe con el Refugio Gandoca Manzanillo y localidades cercanas como Puerto Viejo y Cahuíta o el mismo Manzanillo, son una buena opción.

Tras haber visitado el Parque Nacional Cahuíta (que podéis leer por aquí), teníamos previsto visitar este Refugio como último punto de nuestra ruta por el país tico. La única manera de acceder a él es pasar por Cahuíta en una única carretera de unos 12 km, bastante transitada por bicicletas, por cierto.

Refugio Gandoca Manzanillo

El Refugio Gandoca Manzanillo está localizado en la provincia de Limón y  a unos pocos kilómetros al norte de Panamá. Posee parte de la flora y fauna de la zona, alguna de ellas en peligro, bordea con el océano Atlántico. Se trata de un bosque lluvioso tropical que termina por desembocar en playas paradisíacas.

¡No lo encontramos…!

Y es que lo nuestro con este Refugio ha sido de traca por calificarlo de alguna manera. La verdad que cuando hicimos la ruta, al ser el último lugar que teníamos por visitar, no le dimos demasiada importancia sino pasar unos días tranquilos de playa después de la montaña, por lo que no investigamos mucho sobre él, tanto que nos pilló despistados en su llegada y no conseguimos dar con él para poder visitarlo como tal, por lo que decidimos ir bordeando la costa hasta prácticamente llegar a Puerto Viejo.

Cual fue (mi) la sorpresa cuando al volver a España me puse a mirar más detalladamente, ya por curiosidad, y la Reserva era por donde habíamos estado paseando pero metiéndote en la selva, la misma que bordeábamos jejeejej, así que un gran fallo…. o no tanto, porque el punto final era el mismo, las playas de Manzanillo, las cuales estaban completamente desiertas, un gustazo ¿eh?

El problema de no encontrarlo, es que apenas veíamos nadie por las calles para poder preguntar y eso que ya era bien entrada la mañana. En la entrada de Manzanillo encontramos un antiguo edificio destartalado con la identificación del parque pero vacío y roñoso, por lo que tampoco nos podíamos situar nada. Además, al ser gratuito y no ser Parque Nacional, sus senderos no están señalizados.

  • Consejo de experto
  • Para no perderte nada, ve atento puesto que como no es Parque Nacional no estarán los senderos señalizados.

Por ello, decidimos pasar el día por el pueblo de nombre Manzanillo y sus playas mientras los monos congo nos observaban desde los árboles próximos a la costa.

Fauna visible… si tienes suerte

En la reserva puedes llegar a encontrar cocodrilos, pacas, manatíes, tapires, tarpones, delfines, tortugas marinas, pájaros fragata, pájaros carpinteros, pericos o incluso águilas. Pero, eso sí, hay que estar muy atento y tener una vista fina fina.

Puerto Viejo de Talamanca

Tras estar un par de horas por la playa decidimos dirigirnos a Puerto Viejo de Talamanca, un pueblo muy turístico que cuenta con una avenida de tiendas de productos artesanales dirigido casi exclusivamente al extranjero y varios de esos dueños son también de fuera.

Esta localidad se ha vuelto en los últimos años famosa por sus olas, siendo un lugar conocido por muchos surfistas internacionales que van a probar las famosas olas de Salsa Brava.

A su vez, cuenta con playas largas tanto de arena blanca como oscura y con mucho ambiente reggae. Esta zona del país refleja el (estereotipo) típico sabor caribeño tanto en su imagen, como su música y el ritmo de la gente, es de otra manera a lo que habíamos vivido, quizás suene típico pero así lo sentíamos.

Punto y final por Costa Rica

Hasta aquí termina nuestro recorrido por la geografía costarricense, una delicia inesperada si te gusta la naturaleza.

Si bien encontramos mucha naturaleza en España y que no siempre valoramos como es debido, la costarricense al ser otro tipo de vegetación y ambiente te genera una sensación diferente, aunque si eres asiduo a hacer excursiones por el monte y demás (como somos nosotros) puede que no te impacte tanto, aún así el viaje lo recomendamos para aquellos amantes de los senderos, la tranquilidad y la naturaleza.

Ya sabéis que si queréis comentar algo o tenéis dudas sobre visitar el lugar podéis decirnos en los comentarios.

No olvidéis que tenéis a vuestro alcance el diario completo e itinerario de 13 días en Costa Rica.

¡Pura vida, nómadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba