Visitar el Glaciar Athabasca

Una de las paradas imprescindibles en la Icefield Parkway es uno de sus famosos glaciares, os contamos qué podemos ver al visitar el Glaciar Athabasca.

El Glaciar Athabasca es uno de los mayores atractivos de la zona. Se trata de una de las mayores masas de hielo que hay por debajo del círculo polar ártico, por este y otros tantos motivos fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Qué es el Glaciar Athabasca

Este glaciar cuenta con una superficie de 6 km cuadrados y otros tantos kilómetros de largo. Se encuentra rodeado de montes, y es que ya nos encontramos en el Parque Nacional de Jasper. El Athabasca Glacier se sitúa entre cimas como la del monte Athabasca (3.500 metros de altitud), o el Pico Wilcox con unos 2.900 metros, entre otros tantos.

Alberta, junto con la Columbia Británica son una zona privilegiada porque con su altitud, las bajas temperaturas durante gran parte del año y las fortísimas nevadas permiten que los hielos del Athabasca tengan un grosor que oscila entre los 100 y 300 metros. A pesar de ello, este glaciar retrocede año a año como se puede ver en los paneles informativos que indican las décadas de retroceso, dejándonos con mucho qué pensar. Ya que los estudios indican que se están perdiendo unos 5 metros por año

Qué actividades hacer en el Glaciar Athabasca

Visitar el centro de información

Una de las cosas que siempre aconsejamos es visitar los centros de información turística, aunque si bien es cierto que a veces nosotros pasamos de ellos bastantes, pero creemos que en esos casos contamos con la información adecuada.

¿Qué podemos encontrar en este centro? Pues una de las cosas más importantes para hacer en la zona: comprar los tickets para la excursión al glaciar y los tickets para el visionado de una película sobre su historia.

La excursión al glaciar en 4×4

Esta excursión solo se puede coger desde el centro de interpretación y hay que ir en grupos. Montados en un autobús 4×4 que te lleva hasta el mismo glaciar para pisarlo y vivirlo. Nosotros no lo hicimos por dos motivos: el precio fue uno de ellos (bien caro, no recordamos el precio concreto pero sería unos 90$ aprox) y por otro lado, no somos partidiarios de fastidiar algo que ya lo está bastante, erosionando el terreno y demás. Ya os hemos contado que el glaciar está bastante perjudicado ya de por sí.

Caminar

No vamos a considerar esto senderismo, porque un kilómetro de distancia en terreno sin mucha dificultad para nosotros al menos, no es nada. El trayecto no tiene dificultad y el camino está muy transitado y marcado. Durante este camino se nos marca el retroceso del glaciar que os comentábamos antes con algo de historia para llegar a su punto final, ver el glaciar de lejos.

No es una visión muy bonita si comparamos con otros atractivos de la zona pero si que impresiona. Nos fuimos con un sabor agridulce. Nos impresionó la zona pero ver todo lo que ha retrocedido y sigue retrocediendo te hace pensar que lo estamos haciendo muy mal.

Nosotros recorrimos esto en dos ocasiones en el mismo día. Nada más llegar tras haber salido de Jasper, llegamos nevando (sí, en junio) y con bastante niebla por lo que apenas pudimos ver nada del glaciar, por no deciros que 0. Conforme avanzaba la mañana, tras haber visitado el centro de visitantes y habernos ido a hacer un trozo de la ruta de Wilcox Pass, el tiempo se fue despejando hasta dejarnos ver el glaciar, desde lejos, por lo que decidimos volver, no son más de 10 minutos en coche lo que cuesta entre un punto y otro.

Wilcox Pass

Nosotros os recomendamos hacer esta ruta al visitar el Glaciar Athabasca. Está en el monte de enfrente del Glaciar a pocos minutos en coche y te permite ir viéndolo todo el rato.

Además, es uno de los lugares donde encontrar las sillas rojas, podéis ver el mapa completo aquí, por lo que las vistas de toda la zona son bien impresionantes.

La ruta transcurre por un bosque donde iremos encontrando algunos miradores con vistas a las montañas y el valle así como al glaciar a los lejos. Por el camino nos encontraremos una estructura de madera para superar una parte de este pero como decimos, es sencilla.

Al llegar a las sillas la ruta que estamos siguiendo continua y tenía muy buena pinta con la nieve pero como decimos, nosotros volvimos al glaciar ya que se estaba despejando y no podíamos perder la oportunidad puesto que antes no pudimos verlo.

Esta ruta hasta las sillas rojas no es complicada pero si que tiene desnivel aunque a nosotros nos pareció llevadero y tras nosotros apareció una familia que no tenían pinta de hacer muchas rutas. No sabemos cómo se verá en otras épocas del año pero con algo de nieve como nos tocó a nosotros las vistas nos encantaron.

Información del track

No hace falta ir con el GPS, nosotros improvisamos la ruta con Mapsme donde podemos ver los senderos. El track es sencillo de seguir sin móvil o GPS, solo hay que seguir la senda y al llegar a las sillas rojas que se encuentran en medio de la senda, volver por el mismo camino.

Distancia 1.82km
Elevación 148m
Tiempo
Dificultad Fácil

Podéis descargaros el track para llevároslo con vosotros desde Wikiloc o si no desde el enlace que os dejamos a nuestro Dropbox por si os quedáis más tranquilos llevando el track.

Que más hacer en la zona

Nosotros os proponemos las dos cascadas que a visitar nosotros, muy sencillas y sin tener que hace rutas. Sumwapta Falls y Athabasca Falls.

Sumwapta Falls

Esta ruta la puedes acompañar con Sumwapta Falls, cuyas dos cascadas con una caída de unos 18,5 metros, en un recorrido asfaltado de unos 500 metros se puede visitar de manera accesible.

Justo antes de nuestro desvío a la derecha en la Icefield Pkwy encontraremos Sunwapta Falls Rocky Mountain Lodge. Allí podremos encontrar un tipi junto al parking por si alguno quiere una foto.

Con buen tiempo, el camino para llegar estará en buenas condiciones pero nosotros nos lo encontramos con enormes charcos de agua incluso como podéis ver en la segunda foto el rio empezaba a salirse.

Nuestras zapatillas aguantan el agua y no tuvimos problemas pero más de uno tuvo que darse la vuelta. Aun así, no hicimos todo el recorrido. Llegamos al puente y nos fuimos. La zona parece muy bonita como podéis ver aquí pero nosotros nos tuvimos suerte de verlo con sol y menos agua.

Athabasca Falls

También podéis hacer parada en las Athabasca Falls, entre otras cascadas más pequeñas que puede haber más adentro del parque. Ambas son un recorrido sencillo y situado a buena distancia (menos de 45 minutos) del centro de visitantes.

Los miradores se encuentras muy cerca del parking donde dejaremos el coche pero al igual que en Sumwapta Falls por la lluvia nos encontramos grandes charcos.

No os olvidéis de visitar la parte derecha, pasando por debajo del puente encontraremos unas escaleras que bajan entre muros de piedra, al final de estas iremos a la derecha. Este pequeño y sencillo recorrido nos llevará a la parte baja de las cascadas.

Justo al terminar las escaleras si no giramos a la derecha veremos de frente otras pequeñas escaleras, estas nos llevarán a la rio orilla del rio y dependiendo del nivel de este podremos llegar a ver las cascadas. Nosotros no pudimos bajar ya que se encontraba cerrado por tener un cauce muy alto el rio.

Como siempre dejamos el mapa para que tengáis todos los puntos. Aquí podéis verlo a pantalla completa o si no, podéis descargároslo desde nuestro Dropbox, además con la estrella podréis llevároslo en vuestro Google Maps.

Esperamos que esta manera de visitar el Glaciar Athabasca os haya podido servir de utilidad.

Si aún seguís empeñados en visitar la zona tenéis la Guía de las rocosas disponible así como nuestro presupuesto, pero si preferís algo más calido os dejamos la Guía por La Costa Oeste o mas tropical con la Guía de Costa Rica para vuestros próximos viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba